Sumergibles

Los cables sumergibles son cables diseñados específicamente para ser utilizados en aplicaciones donde están expuestos al agua o se sumergen completamente. Unas de las características principales son:

Aislamiento y cubierta: Los cables sumergibles utilizan materiales de aislamiento y cubierta resistentes al agua, la humedad y la corrosión. Los materiales comunes incluyen el polietileno reticulado (XLPE), el polietileno clorosulfonado (CSPE), el etileno propileno (EPR) y el poliuretano (PUR). Estos materiales ofrecen una excelente resistencia a la penetración del agua y evitan daños en los conductores internos.

Protección mecánica: Los cables sumergibles a menudo cuentan con una protección mecánica adicional, como una armadura o camisa externa, para protegerlos de posibles daños mecánicos durante la instalación y operación en ambientes sumergidos.

Resistencia a la presión: Los cables sumergibles deben ser capaces de soportar la presión del agua a la que estarán expuestos. Esto es especialmente importante en aplicaciones submarinas o en pozos profundos, donde la presión del agua puede ser significativa.

Conectores herméticos: Para garantizar la integridad del sistema, los cables sumergibles suelen estar equipados con conectores herméticos, que evitan la entrada de agua y mantienen la protección contra la corrosión y los cortocircuitos.

Certificaciones y normativas: Los cables sumergibles deben cumplir con las normas y certificaciones específicas para su uso en ambientes acuáticos. Algunas de las normas comunes incluyen la norma IEC 60840 para cables de energía subterránea y la norma NEK 606 para cables marinos.

Descargar ficha técnica

    [dynamichidden titulo-pag "DRINCABLE® 07" ]

    Solicitar presupuesto

      [dynamichidden titulo-pag "DRINCABLE® 07" ]